A veces la soledad es lo más parecido a un parto – Esther Ramos tras la Luz

Esther-Ramos-1992_10_16-A-veces-la-soledad-es-lo-mas-parecido-a-un-parto-130x195x9-cms

“A veces la soledad es lo más parecido a un parto”.  130 x 195 x 9 cms.  Pigmento y látex + pvc de espejo s/ tela.

 

En la vida, más tarde o más temprano, las columnas en las que, falsamente, nos sostenemos se desmoronan, como estas tres columnas negras que van diluyéndose e integrándose en el fondo del cuadro.

Los límites y las formas adquieren movimiento y belleza en su dilución…

Sólo hay una columna, que tiene volumen y sobresale del cuadro, como si de un bajo relieve se tratara (hecha en pvc de espejo), que permanece.

Esa columna es nuestro único sustento, porque nos sirve de espejo y nos devuelve nuestra imagen, permitiéndonos la comprensión.