Aceptación

Un día comprendí, después de mucho ir y volver, que la vida no era aquello que yo había previsto o deseado. Que todos mis esfuerzos en crear unos requisitos para que sucediera: “la felicidad”, era una película que se proyectaba en mi cabeza y que no tenía nada que ver con lo que realmente era vivir.

Cuanto más me empecinaba en que acontecieran las cosas, más consciente era de la manipulación que intentaba ejercer. Estaba atrapada en mi propia insatisfacción.

Hasta que decidí soltar las riendas y simplemente dejar que la vida me encontrara, dejar que me mostrara el camino de vuelta a mi verdadero hogar, a aquello de lo que me había separado.

Eso fue una auténtica liberación y el principio de un encuentro.

 

Entre las orillas del dolor y el placer
fluye el río de la vida.
Sólo cuando la mente se niega
a fluir con la vida
y se estanca en las orillas,
se convierte en un problema.

Fluir con la vida quiere decir aceptación;
dejar llegar lo que viene
y dejar ir lo que se va.

Tú no eres lo que sucede,
eres a quien le sucede.

Sri Nisargadatta

 

 

QR estherramos redondo fondo negro 50x50

2 Responses to Aceptación

  1. Avatar letterabcn
    letterabcn says:

    Interesante reflexión. Ser a quien le sucede la vida resulta mucho más atractivo que ser el resultado. No esperar nada, simplemente estar en consonancia con lo que nos rodea. Acepto ser acariciada por la felicidad, cuando le plazca y sin cita previa.

  2. Hay un pequeño matiz. Primero hace falta desapegarse de todo, para que la vida te suceda, porque todo sólo dura un instante…